Yogyakarta, Java

Yogyakarta, también llamada comúnmente Jogja, es un destino al que le teníamos ganas ya que hace meses, el mismo día que íbamos a ir, reventó el volcán Kelud, que a pesar de estar a más de 200km de distancia de la ciudad, la dejó cubierta de ceniza amén de que varios aeropuertos quedaron cerrados y por supuesto nuestros vuelos cancelados.

Jogja es una de las principales ciudades de la isla de Java y también de Indonesia que tiene mucho que ofrecer al visitante. Cuna del “batik”, prenda por excelencia en Indonesia, las marionetas y con una fuerte cultura javanesa, Yogyakarta también es una región especial por ser la única en todo el país gobernada por un sultanato. Un lugar de visita obligada en Indonesia.

Dicho esto y antes de empezar con nuestra experiencia en esta ciudad, toca situarla en el mapa:

map

En lugar de salir un viernes hacia allí, esta vez nos fuimos un sábado, más concretamente el 14 de junio, demasiado pronto por la mañana. El viaje fue todavía más exprés que de costumbre y fuimos con un par de amigos que viven en Singapur, con los que estuvimos allá por marzo en el país que los acoge. Aprovecho a dar las gracias a Hairen desde ya porque algunas de las fotos que veréis a continuación son de ella.

Taxi mañanero al aeropuerto, apenas movimiento en Jakarta dadas las horas que eran y vuelo de algo más de una hora a Jogja. Lo de siempre: llegar, negociar un taxi, check-in en el hostel y a descubrir la ciudad. Esta vez, nos las dimos de ricos y preferimos pagar algo más de 6€ la noche. Siempre nos conformamos con poco, así que esta vez nos pareció un palacio. Muy bien decorado, con piscina, staff muy amable (aunque eso siempre sucede) y mucha tranquilidad.

SAM_3712 SAM_3740

No tardamos en ponernos a recorrer la ciudad. A diferencia de Jakarta, Jogja es más tranquila, de edificios bajos, hay más gente de la que me esperaba que habla inglés y está inmersa en la cultura del lugar. Después de recorrerla un poco bajo el sol del trópico, hicimos nuestra primera parada oficial: kraton o dicho de otro modo, el palacio del sultán.

SAM_3723

Tienda de batik

SAM_3725

Símbolo de Jokowi, candidato a presidente de Indonesia en las elecciones generales de julio

SAM_3716 SAM_3717 SAM_3720 SAM_3721 SAM_3724 SAM_3726

Obviamente el sultán vive allí con su mujer, el palacio está custodiado por 2.000 guardias y miles de personas trabajan para él. También hay turistas, claro, pero tampoco muchos, por lo que puedes pasear por dentro tranquilamente. La entrada no es gratuita pero costaba unos 0,80€.

SAM_3731

El backstage de un show de marionetas, es decir, todos los músicos

SAM_3739

Guardias del sultán con el uniforme

SAM_3738 SAM_3737 SAM_3734 SAM_3733 SAM_3732

Volvimos al hotel a comer algo típico y rápidamente nos metimos en una furgoneta. Era en ese momento cuando empezaba todo lo que habíamos contratado. Nos llevaron a ver el templo de Prambanan. Allí, nos tuvimos que poner un sarong (una especie de pareo) para poder visitar el templo. Habiendo estado ya en los templos de Angkor en Camboya, probablemente no me impactó tanto, pero el sitio es espectacular igualmente. Prambanan es el templo principal, aunque alrededor de él hay otras ruinas y templos.

SAM_3742 SAM_3747 SAM_3748 SAM_3753 SAM_3755 SAM_3757
SAM_3768

Aunque estemos acostumbrados a que en nuestras escapadas la gente local nos pida que nos saquemos fotos con ellos, no esperábamos tanto revuelo ahí precisamente. Nos ha pasado en prácticamente todos los lugares de Indonesia que hemos visitado, incluso en algún lugar turístico en Jakarta. Aunque también te puede pasar en el supermercado de debajo de casa, como recuerdo que me pasó una vez mientras decidía qué atún comprar.

Existen diferentes modalidades para pedirte una foto. Está el que te lo pide, se hace la foto contigo y se va, el que te lo pide y de repente se ponen sus 10 amigos que no habías visto en la foto, el que te lo pide y luego te la pide personalizada con cada miembro de su familia (incluido el “y ahora con el bebé”, que lo he visto con mis propios ojos) y está el que se pasea por al lado de ti mientras un amigo suyo le hace fotos contigo sin que te des cuenta.

En esta ocasión eran de los de mandar a alguien y aparecer sus otros amigos de repente. Pero siempre con la sonrisa en la boca y de forma amable, así que cero problemas. De hecho, esta vez, les pedí que hicieran una foto con mi cámara también, que a saber en cuántos Facebook, Twitter y otros tantos similares de indonesios aparecemos ya sin saberlo.

SAM_3759

Se nos hizo de noche entre templos. De la misma, fuimos a cenar comida típica de allí (buffet libre) en un restaurante al aire libre con muy poca iluminación y con los templos iluminados de fondo. No recuerdo bien el precio pero si no me equivoco no pasaba de los 7-8€ con bebida, por algo que en cualquier otro sitio, dadas las condiciones podría haberse ido hasta los 60€ el cubierto.

10441391_10152443283178397_6707755824260050784_n

Prambanan iluminado de fondo mientras cenábamos (foto de Hairen)

No hubo mucha sobremesa ya que nos esperaba un espectáculo de danza de 2 horas, también con los templos iluminados de fondo (como siempre, todo muy idílico en este país). Era como danza teatral con voz y música en directo, muy monótona por cierto. De esta percusión agudísima asiática que prácticamente te hacía entrar en estado de hipnosis. No sé ni cuánta gente pudo salir al escenario, pero me atrevo a decir que unos 150-200. Todos con trajes tradicionales llenos de colores, con esta danza javanesa que consiste en mover las manos y los pies de una forma tranquila. Esto estaba incluido en el pack así que desconozco el precio pero mucho no pudo ser.

Habíamos dormido poquísimo la noche anterior, nos habíamos levantado a eso de las 4.30 de la mañana así que alguno que otro entró en trance total. En su momento me gustó pero con la perspectiva del tiempo, puedo decir que me gustó mucho. Un acierto haber ido. Además tiene un gran final, así que merece la pena quedarse a verlo terminar.

SAM_3806 SAM_3809

 

xEMxWTV7fpaJvl3f08lzWhwy4M5WnIfsAmVPEyaMKfwo5DdEmA9qshSsF91Vyz5k

Con el artisteo (foto de Hairen)

Vuelta al hostel y a dormir, que habíamos quedado, ojo al dato, a las 3.30 de la mañana para ver amanecer desde otro de los atractivos de esta zona de Java: el templo de Borobudur. Tuvimos que ponernos otro sarong, esta vez naranja, para poder entrar. Subimos hasta lo más alto del templo cuando todavía era noche cerradísima. Poco a poco iban llegando más turistas y fotógrafos con unos objetivos, trípodes y demás aparatos de pro. Tras esperar un buen rato, se fue haciendo la luz, pero no tuvimos mucha suerte. Había demasiada niebla. Vale, no fue el amanecer más espectacular de mi vida, pero oye, estaba subido a lo más alto de un templo budista espectacular, rodeado de selva en pleno Java. Tampoco necesitaba más.

SAM_3826

Pues eso, que había un poco de niebla…

SAM_3818 SAM_3831 SAM_3834 SAM_3840 SAM_3852 SAM_3854 SAM_3862 SAM_3863

Cuando ya era de día por completo y tras descubrir diferentes zonas del templo, empezaban a llegar los turistas indonesios en masa. Nosotros, a contracorriente, bajamos todas las escaleras y nos fuimos al hotel que está justo al lado del templo, donde nos esperaba café, té y dulces. Además de una tela con detalles del templo como obsequio, todo un detalle.

Podría ser media tarde porque llevábamos ya un trote encima… pero no. Eran como las 8.30 de la mañana cuando volvimos a coger nuestra superfurgoneta con superconductor (todo hay que decirlo, el tío era un señor con 2 dientes extremadamente majo, que había aprendido él solo a hablar inglés, un inglés cojonudo por cierto!) para que nos llevaran al volcán Merapi.

SAM_3873

Nuestra furgoneta

El Merapi es un volcán enorme (casi 3.000 metros de altura) que explota cada 4 años, como el mundial. Tocaba en 2014. Al parecer este año ya lo había hecho, hacía un mes y de forma bastante suave para lo que suele ser. Se dice de este volcán que el día que explote como tiene que explotar, partirá la isla de Java en 2. Ahí queda eso, acojonante.

Sí, ha muerto mucha gente por el Merapi (alrededor de 140.000 contando todas sus erupciones). Sí, puede reventar de un momento a otro. Pero la gente sigue yendo allí. Es más, la gente sigue viviendo allí. Vale que la tecnología actual pueda avisar con cierta antelación, pero establecer tu casa en sus faldas… En el 2006 las cosas se pusieron serias. El 15 de mayo de ese año se tuvo que evacuar a 20.000 personas por la erupción y 12 días después hubo un terremoto a 50km del volcán que acabó con la vida de 5.000 personas. Indonesia está en la élite de catástrofes naturales.

El plan del Merapi, consistía en recorrértelo en unos jeeps rollo Parque Jurásico, por caminos imposibles llenos de rocas, gravilla y restos volcánicos, curvas extremas y haciendo alguna parada estratégica. Visitamos aldeas que habían quedado reducidas a cenizas 4 años atrás, un bunker que tienen que personalmente dudo que sirva de mucho visto lo visto y una roca con forma de cara. En este país son muy místicos y supersticiosos. Vimos la cara sí, pero después de mirar la roca fijamente y echarle imaginación. Ni siquiera le hice una foto…

SAM_3887

Viene a decir algo así, como “Merapi nunca rompas la promesa”

SAM_3884

Bandera de Indonesia después de la erupción

SAM_3883

Coranes quemados por la erupción del Merapi

SAM_3875 SAM_3894
SAM_3882 SAM_3881 SAM_3880

 

AQ47glxPZRJlXTF2rprovgq39MDed6GbXGyKFhtkeGvUakMDnGXbugXU44YXmO5d

Aquí fuimos nosotros los que nos acoplamos a la foto (foto de Hairen)

Ya habíamos hecho el check-out del hostel a eso de las 3 de la mañana así que sólo nos quedaba ir a comer por Yogyakarta, dar la última vuelta de rigor e ir al aeropuerto. Eso sí, la comida fue especial por 2 razones. La primera porque fuimos a un restaurante en concreto a comer cobra y pitón y la segunda porque el restaurante se llama “Mi casa es su casa”, es de un donostiarra y tiene una ikurriña bien grande fuera. Buen servicio, muy buena comida y un restaurante muy entrañable en una callejuela muy estrecha de la zona de backpackers de Jogja. La pitón muy buena. De la cobra no se podía sacar mucha carne, era todo huesos.

10441276_10152443285828397_7436686008735849398_n

Pitón y cobra (foto de Hairen)

IMG_20140615_130802

Vuelo de vuelta a Jakarta, por cierto con la aerolínea Sriwijaya Air que no había cogido todavía, despedida de los singapurenses en el aeropuerto de la capital y para casa. No era tan tarde como otras veces, pero habíamos dormido tan poco las dos últimas noches y habíamos hecho y visto tanto en tan poco tiempo, que llegamos agotados.

Me habría gustado ver más de Yogyakarta y de esa zona en general, pero no había tiempo para más. Meternos todavía más en la cultura y eso que ha sido un viaje bastante cultural por decirlo de algún modo. Me parece una ciudad especial y en la que podría pasar una buena temporada, pero bueno, todavía me quedan muchos sitios por descubrir aquí y en otros lugares, o eso quiero creer. Esto ha sido todo por hoy, volveré con más.

Eskerrik asko hor jarraitzeagatik. Laster idatziko dut berriz. Besarkada handi bat Jakartatik ta hurrengora arte!

Anuncios

2 comentarios en “Yogyakarta, Java

  1. Qué bueno Mikel!!!. Otro sitio más que conocemos gracias a ti. Me llama la atención lo que os cunde el tiempo, hacéis cantidad de cosas en dos días escasos. Vale que madrugáis mucho, pero lo lleváis todo muy bien planificado. Supongo que metéis muchas horas antes. ¡Hasta la próxima!!.

    • Sí es verdad que hay cosas que llevamos preparadas desde aquí. También es verdad que solemos conocer gente que ya ha estado y te dice un poco qué es lo que merece la pena ver.
      Así cuando vengáis a Indonesia ya sabéis a dónde ir 😉
      Gracias por seguir leyendo. Abrazo desde Jakarta!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s