Postureo Balinés

Esto sucedió hace ya dos meses. Insisto, este año estoy un poco desastre actualizando. Volví a Bali, por tercera vez desde que llegué a Indonesia, un fin de semana a mediados de febrero. Como ya hice el año pasado, otra amiga se unió al club de celebrar el cumpleaños en Bali. Así que bastante a última hora, me uní al plan.

El plan volvía a ser de relax, playa, buena comida  y salir por la noche. También aprovechamos a hacer un mínimo de turismo, algunas cosas que seguían pendientes a pesar de haber estado por allí dos veces anteriormente.

Llegamos un viernes por la noche y fuimos directos a nuestra casa. La casa era una villa. Me explico. Una casa enorme con demasiadas comodidades y lujos, sobre todo para lo que estamos acostumbrados. Nada de ducharnos con cubos de agua o resoplar de calor por la noche a causa de ese ventilador lleno de telarañas. No. Esta vez fingimos ser unos señores y nos dedicamos un fin de semana, como dicen en la serie Parks & Recreation, de “treat yo’ self”.

Cualquier habitación era mejor que mi actual casa entera, pero además tuve la suerte de que me tocara la del piso de arriba, en la que sólo el baño ya era como mi casa. Para el que se pregunte cuánto cuesta esto, diré que bastante. Eso sí, mucho menos de lo que te costaría en cualquier isla del Mediterráneo además de que nosotros, gracias a algún “trapi solidario” pagamos la mitad, así que si no recuerdo mal, fueron como 80€/persona por las 2 noches.

Además de mis fotos, si alguien está interesado o simplemente quiere recrearse, que pinche aquí

IMG_1193 IMG_1195 IMG_1196

El sábado por la mañana tocaba un poco de turisteo. Uno de los templos más famosos de Bali y por tanto de los más abarrotados de turistas es Tanah Lot. Hay que reconocer que está en un enclave bastante espectacular y que si no fuera por la presencia masiva de visitantes se podría incluso meditar. Dos templos situados enfrente de la playa a los que sólo se puede acceder con la marea baja. Cuando nosotros fuimos no era marea baja precisamente aunque todavía se podía pasar intuyendo el camino (piedras y alguna roca más resbaladiza que otra debido a la erosión de las olas) bajo el agua.

IMG_1121 IMG_1123 IMG_1128 IMG_1138 IMG_1145 IMG_1152 IMG_1154

Gente que te pilla haciéndoles fotos

Gente que te pilla haciéndoles fotos

IMG_1167 IMG_1168

 

Después de investigar un poco la zona de los templos, paseamos un rato por algunas callejuelas con puestos con souvenirs y artilugios varios. Aunque no compré nada (no soy muy dado a estos menesteres) reconozco que los precios eran sorprendentemente bajos para ser Bali y estar en el lugar turístico en el que estábamos.

Durante el recorrido íbamos descubriendo estatuas, las típicas puertas balinesas, etc. Me da rabia que en las fotos parezca que no hacía sol y que incluso podía soplar la brisa marina. NO. Hacía un calor de narices (para variar) y el sol pegaba fuerte.

IMG_1169 IMG_1170 IMG_1178 IMG_1184 IMG_1186 IMG_1189 IMG_1191

 

Por la tarde hicimos una especie de comida-merienda-cena dada la hora que era, juntándonos con los diferentes grupos en los que nos habíamos dividido ya que algunos habían decidido ir a la playa y otros tirar de templos. Yo fui de los de templos. Ya digo que era mi tercera visita a Bali, sin contar escalas temporales para islas más lejanas, y ya iba siendo hora de ver el famoso Tanah Lot.

Unas horas más tarde nos dispusimos a salir de farra que era sábado por la noche. Está bien salir por Bali, más que nada por cambiar de aires. En Jakarta la fiesta es más de discotecas grandes mientras que en Bali hay un poco más de variedad gracias a la visita en masa de turistas.

El domingo, unos más temprano y otros más tarde (creo que yo fui el último), nos fuimos despertando para culminar nuestro nuevo y temporal status de nuevos ricos y finalizar nuestro par de días de postureo balinés. El conjunto de villas formaba parte de un resort que se extendía también en la zona costera. Hasta allí nos desplazamos en unas minivans que el propio complejo ofrecía. En cosa de 20 minutos, estabas en una infinity pool (para nosotros solos, aunque aún no entiendo bien el porqué) con vistas a unos acantilados que daban a la playa privada del hotel en cuestión.

Vistas desde la infinity pool

Vistas desde la infinity pool

PANO_20150215_140516 IMG_1199

 

Tras cocernos al sol un rato y disfrutar de una buena comida todos juntos debajo de unas sombrillas (terima kasih a la cumpleañera), nos dispusimos a bajar a la playa. Había 2 opciones: bajar unos 250 escalones a modo paseo por un camino bien bonito e interesante o coger el funicular con capacidad para 5 personas que cubría la ruta “Infinity pool – Playa privada”. No, no es postureo ni nada. Decidimos bajar andando. Ya subiríamos más tarde en funicular aprovechando el atardecer para hacer la experiencia aún más completa.

IMG_20150215_184003 IMG_20150215_183942

 

Vuelta a casa, ducha rápida y taxi al aeropuerto. Suele costar volver a Jakarta psicológicamente después de este tipo de findes, pero en Indonesia al elemento psicológico se le puede unir el físico. Es decir, un tremendo retraso en cadena de Lion Air, la aerolínea indonesia que más he utilizado desde que llegué a este país.

Digamos que había vuelos a las 18.15, 19.30, 20.30, 21.30 y 22.30 a Jakarta desde Denpasar (Bali). Yo, inocente de mí, cogí el de las 22.30 a propósito, para disfrutar hasta el final de la jornada. Llegué y había un tumulto de indonesios protestando y gritando (cosa rara porque suelen ser extremadamente tranquilos absolutamente con todo). Mala señal. Muy mala señal. Eran como las 9 de la noche y aún no había salido el de las 18.15. Además nadie de la aerolínea “sabía nada” sobre cuándo embarcarían los pasajeros del vuelo de las 18.15. No tardé en darme cuenta de que dormiría en el aeropuerto esa noche, sobre todo al oír la respuesta de una de las chicas de Lionair a mi pregunta: voy a dormir esta noche en Bali no? “kurang tahu”. Que es una forma especial de decir “no sé” pero con este toque indonesio de “conozco información que asegura que sí dormirás esta noche aquí pero debo decirte no sé”.

Cada uno habíamos cogido vuelos a horas diferentes, así de raros somos. Dos chicas de mi grupo tenían el vuelo a las 20.30 y obviamente ahí seguían sin noticias. Finalmente a eso de las 22 llamaron a los del vuelo de las 18.15, en el que casualmente sobraron 3 plazas y que con un poco de maña y “korupsi” terminaron por ser nuestras. A las 22.40 despegamos porque tuvimos que esperar a que todo el mundo entrara, contabilizaran manualmente los asientos 5 veces, nos anunciaran que sobraban 3 asientos y que podíamos entrar. Así que puedo decir que fui el único pasajero de los 5 vuelos que salió a la hora. Eso sí, en un vuelo en que no constaba que fuéramos y con unas turbulencias dignas de época de lluvias en este país. Pero todo fue bien así que no me puedo quejar.

En resumen, he vuelto a escribir sobre viajes, que hacía mucho que no lo hacía. Adelanto que tengo otros dos pendientes sobre los que escribir y que no tardaré tanto en publicar. Así fue el finde de postureo balinés.

Eskerrik asko irakurtzeagatik ta laster arte! Besarkada bat Jakartatik!

Anuncios

4 comentarios en “Postureo Balinés

  1. OHHHHHHH, Tanah Lot: mi espinita de Bali clavada, aún después de tantos años.
    Todavía no he podido leerlo, solo he visto ” LA FOTO” del templo. Sigue habiendo monos?
    Cuando lea todo y mire las fotos con lupilla ya te axixarraré a preguntas. Prepárate!!!!!
    Musus desde aki.

    • Hombre! Mi tía preferida! Cuánto tiempo sin leerte por aquí! qué tal estáis?
      Pues efectivamente, para mí también era un poco la espinita de Bali porque había dejado pasar otras oportunidades para visitar Tanah Lot y ya iba tocando.. Hay monos en todas partes en este país 😀
      Ya tienes excusa para venir a visitar a tu sobrino. Un abrazo!

  2. Una pasada Mikel!!. También es una gozada viajar así,en plan ricachon….Y que haya gente que lo haga siempre así!!. Cómo siempre…a esperar más…
    Musus….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s