Langkawi, Malasia

También han pasado 2 meses desde este viaje, pero no por ello me he olvidado de los detalles. Tuve que ir a Kuala Lumpur por trabajo jueves y viernes. Podría haberme quedado en la capital de Malasia durante el fin de semana también, sin embargo, ya había estado el año pasado y personalmente, para estar allí prefiero quedarme en Jakarta. Por este motivo, opté por ir a una isla al noreste de la península de Malasia a pasar el fin de semana. Fue una decisión de última hora… incluso reservé como pude el hostel desde el propio aeropuerto minutos antes de embarcar hacia la isla. Empezamos.

 

map jkt KL map KL langkawi

 

Gracias a google maps, ahora también puedo indicar la duración de vuelo de una ciudad a otra como se ve en las imágenes. Casi 2 horas desde Jakarta a Kuala Lumpur y algo menos de una hora desde ahí hasta la isla de Langkawi, que prácticamente hace frontera con Thailandia.

Algunos amigos habían estado allí previamente y nadie me había hablado precisamente mal de esa isla. Al parecer, también suele ser destino habitual de fin de semana de los residentes occidentales de Kuala Lumpur. Yo buscaba un fin de semana tranquilo, de playas y sabiendo que iba solo no me pareció una mala elección.

Llegué muy tarde, por la noche. Busqué el hostel, dejé las cosas y me fui a cenar. Creo que durante la cena me picaron 100 veces los mosquitos, hasta que mi pie pareció el de un elefante. Nada que no me hubiera pasado ya desde que llegué a este continente.

Al día siguiente, pude ver mejor el hotel. Era sencillo, pero muy bien diseñado. 15€ la noche en un bungalow rodeado de selva, pero cerca de civilización. De hecho, un poco alejado del centro pero a sólo 15 minutos andando de donde están todos los restaurantes y la congregación de hoteles. Estaban prohibidos los niños… a cambio había que tener cuidado con los monos. Si dejabas algo en la terraza, ya fuese comida o tus chanclas, era más que posible que no lo volvieras a ver. Bajaban en manadas de los árboles a llevarse todo lo que pudieran.

Enfrente de mi hotel, había este mapa de ubicación, que me vino bastante bien aunque no me moví demasiado por la isla.

IMG_20150307_102304

A unos 10 minutos andando del hotel, a mitad de camino del centro, había una playa un poco más alejada y por tanto más solitaria. Ahí es donde pasé gran parte de mi tiempo. También ayudó el hecho de que hubiera un chiringuito con cerveza y diferentes actividades acuáticas.

 

IMG_20150307_112553

Esa misma mañana, antes de salir hacia la playa, me informé en recepción de alguna de las excursiones que ofrecían. Había el típico tour de Island Hopping, término que no conocía hasta que llegué a Indonesia el año pasado pero que básicamente consiste en que te hacen un tour rápido de isla en isla. Normalmente esas islas son aún más pequeñas que la propia isla en la que estás. El de las 9 de la mañana ya me lo había perdido (no me levanté muy temprano) así que sólo me quedaba el de las 14. La propia recepcionista me dijo que esperara al de las 9 del día siguiente porque a las 14 el calor es inaguantable. Sinceramente, vivo en Indonesia así que estoy acostumbrado amén de que aún recuerdo mis veranos en el mediterráneo con mi familia cuando era pequeño y es el mismo nivel de calor. Tampoco estaba para perder el tiempo, así que hice el de las 14.

Fui a la playa a hacer tiempo y después me uní. Me metieron en una barca motorizada con la mayor diversidad humana que he visto en mi vida y empezamos el tour. Consistía en parar en 3 islas, mientras por el camino navegabas entre islotes y rocas en mitad de la nada llenas de vegetación. La verdad es que eran unas vistas cojonudas. Además íbamos a una velocidad considerable, así que no daba tiempo a pasar calor entre el agua que te salpicaba continuamente y el propio aire.

IMG_20150307_145144 IMG_20150307_145530

La primera parada fue una isla llamada Dayang Bunting. Lo interesante de esta isla es el recorrido a través de unos senderos llenos de monos hambrientos hasta llegar a un lago gigantesco de agua dulce. Creo que fui el único en tumbarse al sol y darse un chapuzón o dos. Ya he dicho antes que mis compañeros de viaje no eran precisamente los más normales del mundo. Ellos prefirieron quedarse tomando algo a la sombra o alquilar la típica barca a pedales.

 

IMG_20150307_145830 IMG_20150307_150734 IMG_20150307_154053 IMG_20150307_155016

La segunda parada no fue una isla como tal. Fue estas cosas que organizan, en mi opinión de relleno, en las que ves, como fue en este caso, cómo las águilas locales se alimentan de peces. Fue más interesante de lo que me esperaba, porque todo sucedía realmente cerca y estas aves tenían un tamaño considerable. Imposible hacer una buena foto del momento, aunque juro que lo intenté.

IMG_20150307_160757 IMG_20150307_160950

La última parada fue en una isla llamada Beras Basah. Típica isla tropical de postal en la que tirarse en la playa, darte un baño, hacer un poco de snorkel o leerte un libro tranquilamente.

IMG_20150307_161823 IMG_20150307_161904 IMG_20150307_161911

 

El tour este me costó algo así como 7€ así que me pareció una buena elección. Llegué justo a tiempo para pegarme una ducha rápida en el hotel e ir a la playa más cercana de donde me alojaba para ver el atardecer. Esa misma mañana ya había visto las actividades que ofrecían. Una de ellas era la de engancharte con un paracaídas a una lancha motorizada. Me sentí muy tentado. Durante el atardecer había gente haciéndolo también, pero desconocía el precio y si realmente merecía la pena, porque no llegaba a 10 minutos. Justo vi a una chica aterrizar eufórica y vi de lejos cómo se lo explicaba a su novio quien le había grabado su viaje desde la playa. Les di unos minutos y me acerqué a ellos preguntándoles en inglés a ver qué tal la experiencia y cuánto les había costado. Bueno, la chica me convenció rápidamente. Además fue curioso descubrir cómo, por casualidad, eran de Bilbao. El mundo es pequeño y Bilbao gigante al parecer. Creo que sólo había 2 bilbainos en toda la isla en ese momento además de mí y coincidió que me dirigí a ellos.

Unai y Nerea. De esta gente que te encuentras por ahí y te alegran el momento. Conversaciones interesantes con un par de cervezas y una buena cena. A estas alturas supongo que estarán de vuelta, pero me sigo acordando de ellos. Fue una suerte encontrármelos en mi camino, muy buena gente.

 

IMG_20150307_193108 IMG_20150307_193204 IMG_20150307_193223

El día siguiente se puede decir que me lo pasé en el aire. Iré explicando por qué. De primeras, coincidió que era el Tour de Langkawi. Como se ve en las fotos, totalmente oficial. Así que algunas carreteras estaban cortadas y tuve que descubrir nuevos caminos. Por suerte, todo un acierto.

IMG_20150308_114002 IMG_20150308_114314

 

Había oído que había una especie de parque de atracciones no excesivamente lejos de allí. Había un teleférico especialmente alto y con unas vistas increíbles, así que acabé yendo. El parque de atracciones como tal era miseria. No había atracciones, o al menos en las que yo podría estar interesado. Así que tras inspeccionar un poco la zona, fui directo al teleférico. Primero te hacen ver un vídeo estilo Futuroscope y luego vas ya al teleférico en sí. La cima está a 709 metros, lo cual hace que puedas disfrutar de unas vistas espectaculares. Se puede ver alguna isla de Tailandia e incluso parte de Indonesia. Yo no sé lo que vi exactamente, pero merece la pena subir. La gente con vértigo probablemente no lo pase muy bien.

IMG_20150308_160406 IMG_20150308_161010 IMG_20150308_161201 IMG_20150308_161237 IMG_20150308_161257 IMG_20150308_161828 IMG_20150308_162023 IMG_20150308_162329 IMG_20150308_162404 IMG_20150308_162441

Esa misma noche tenía el vuelo de vuelta a Kuala Lumpur y no quería irme de Langkawi sin hacer lo del paracaídas. Tras entablar una conversación en bahasa con los que lo llevaban, conseguí que me lo dejaran a mitad de precio. La experiencia mereció la pena aunque se me hizo corto. Curiosamente, mi acompañante resultó ser un chavalillo de 13 años, que obviamente va sin ningún tipo de protección y que durante los primeros segundos de vuelo va literalmente colgado por sus propios brazos. Me dijo que ya llevaba 12 vuelos ese mismo día. No soy yo el de las fotos. Había visto algún aterrizaje bastante accidentado, pero conmigo no hubo ningún problema. Todo fue muy sencillo. Lo único lo que quemaba la arena al aterrizar, que entre que te quitas el arnés y te sueltas el paracaídas sufres un poco.

Desde el aire ves toda la bahía, la selva y otras mini islas que rodean Langkawi.

 

IMG_20150308_173858 IMG_20150308_173928 IMG_20150308_173942 IMG_20150308_173950

 

Por la noche volé a Kuala Lumpur. Llegué a las 12 de la noche a mi hotel en Chinatown y a las 4.30 tenía que salir hacia el aeropuerto para coger el primerísimo vuelo de la mañana a Jakarta porque tenía que ir a trabajar que ya era lunes… En fin, hasta aquí hemos llegado.

Aún quedan viajes realizados que contar así que pronto volveréis a saber de mí.

Mila esker irakurtzeagatik ta laster arte! Besarkada bat urrunetik!

Anuncios

10 comentarios en “Langkawi, Malasia

    • Cómo que te re-enganchas? Eso quiere decir que lo habías dejado? 😀 😀
      Aquí se acepta a todo el mundo así que welcome back!
      El Skype tendrá que ser la semana que viene, que esta semana tengo viaje.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s