Waktu

waktu-2_1441272074709

Hace mucho “waktu” que no escribo nada. La verdad es que no ha sido porque no haya nada que contar, de hecho tengo bastantes viajes acumulados de los que hablar, pendientes incluso desde abril.

Pero vuelvo a las fotos de los jueves, a esas “fotostegunak”, con una imagen bastante especial: la del reloj que estaba en la esquina de mi cocina, en el número 7 de la calle Bürknerstrasse, en la ciudad que fue mi casa durante un año, Berlin (va sin tilde, que el nombre es alemán). Es posible que a primera vista pase desapercibido, pero un segundo vistazo al reloj de la foto, hará que te des cuenta de que no es un reloj normal. Los números están invertidos. Recuerdo que mirar la hora en aquel reloj no era una tarea fácil, hasta que de repente, de tan acostumbrado que llegué a estar a él, llegó un punto en el que ya sólo entendía así los relojes. De hecho, para leer la hora en los “normales”, es decir, todos los demás, necesitaba unos segundos de adaptación.

¿A qué viene todo esto? Pues a que esta semana hace 2 años que me fui de Berlin para embarcarme en otra aventura. A un país muy lejano, a una ciudad completamente diferente, a un idioma que nunca en mi vida se me hubiera ocurrido que aprendería, a una cultura muy distinta… Pasé de un clima en el que podías estar 2 meses sin superar los 0 grados en ningún momento, a otro en el que bajar de los 30 un día supone la alineación de los planetas. Pasé de no poder moverme de Berlin en todo un año salvo un fin de semana exprés a Hamburgo por no tener un duro a tener la oportunidad de recorrer el archipiélago más grande del mundo.

Por un lado me pregunto: ya han pasado 2 años? Mientras que por otro, pienso: en serio sólo han pasado 2 años? Y es que el tiempo es relativo. Depende de cómo se mire y depende de cómo lo invirtamos. La foto del reloj de mi casa de Berlin me ha parecido el ejemplo visual más literal para explicar esta relatividad del tiempo, además de que por supuesto, es un homenaje al “waktu” que pasé allí y a todas aquellas personas que hicieron que mi año en la capital alemana fuese una experiencia inolvidable. Prost!

Por si aún no está claro, aquí va la traducción de “waktu”:

***Waktu = tiempo

Anuncios

2 comentarios en “Waktu

  1. Aúpa Mikel, ya se te echaba de menos…Ha pasado mucho waktu….
    La palabra me recuerda al programa ése de animales que había en la tele waku waku. quizás no lo viste nunca…
    En breve me iré unos días relativamente cerca de ti…a Sri Lanka, ¿lo conoces?..
    Musus…

    • Aupa Mábel!!

      A Sri Lanka? Si te soy sincero no he ido (todavía). Pero es un top 5 de países a los que iría sin duda, siempre he tenido ganas de ir allí.
      Pásalo muy bien! Ya me contarás cuando vuelvas.. que aunque parezca que te vienes aquí al lado, en realidad hay como 5h desde aquí 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s