Ondel-Ondel

ondel-ondel

Dentro de toda la variedad que puede llegar a suponer Jakarta en absolutamente cualquiera de sus facetas, existe también un espacio para los ondel-ondel.

¿Estás en casa? Los oyes. ¿Estás en el trabajo? Los oyes también. ¿Estás en un seven eleven disfrutando de un “kopi”? Y no sólo los oyes, sino que también te hacen una visita y te piden de paso un poco de dinero.

Pero, ¿qué son exactamente estas criaturas? Forman parte del folk betawi, la forma indonesia de denominar Batavia, la actual Jakarta. Lo más parecido que tenemos por allí son los cabezudos. Aquí también tienen versión masculina y femenina. Están llenos de colores, miden unos dos metros y medio y se pasean por las calles todos los días guiados por la persona que va en su interior.. No hace falta que sea festivo. Salen a diario y te los encuentras en cualquier parte. Suelen tener un séquito de niños y adolescentes que van tocando percusión y melodías locales mientras los más pequeños se dedican a pedir dinero a todo aquel que se encuentran en su camino.

Se dice que el ondel-ondel mantiene alejadas las posibles calamidades que te puedan suceder además de protegerte de los malos espíritus. Se sigue utilizando para inauguraciones y homenajes en la actualidad. A decir verdad, a pesar de ser tan colorido y venir acompañado de música, tiene un toque siniestro en mi opinión, ya que su cara suele ser completamente roja y su pelo, por decirlo de alguna forma, son como unas púas gigantes hechas de hoja de palmera seca.

La foto la saqué la semana pasada desde mi casa y da la sensación de que el ondel-ondel tiene vida propia.

En cualquier caso, es un figurante más en las calles de Jakarta que aporta su sonido, su color y su historia. No sé si el que lea esto habrá visto la película de Shyamalan “The Village” (El Bosque), pero a veces me recuerda a las criaturas de esta película. Aprovecho para dejar una de mis escenas preferidas de la película, en la que además aparece una de estas criaturas, con sus púas y color rojo.

 

 

 

Anuncios

4 comentarios en “Ondel-Ondel

  1. Muy interesante….son vistosos, y sí encima te alejan los malos espíritus.. pues nada, que sigan pululando…
    Sigues contento y bien por ahí??..Un besazo..

  2. A Dani y a mí nos gustaba verlos, cada vez que pasaban bajo la ventana era un toque de realismo mágico en la triste realidad de Yakarta. Siniestros y entrañables a partes iguales, nos intrigaban mucho. Nunca supe que se llamaban Ondel-Ondel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s